Consejos para darle una pastilla a tu mascota

Cuando nuestro fiel compañero sufre alguna dolencia y nuestro medico veterinario le receta un tratamiento con, darle su medicina puede resultar un problema por su tenaz resistencia y rechazo del comprimido que debería acabar con sus problemas.

A continuación, te mostraremos algunos consejos que convertirá la odisea de medicar con pastillas a nuestra mascota en una tarea sencilla:

Prémialo desde pequeño

Puede resultar menos traumático si tu mascota esta acostumbrada desde que es un cachorro a realizar una tarea específica y ser recompensado por hacerla bien. Entonces, si se le premia con constancia por tragar su pastilla, el perro lo recibirá tranquilamente sin ningún contratiempo, como si fuera algo normal. Es aconsejable que lo acostumbres poco a poco a los medicamentos, haciéndole notar la existencia de ellos a través de su olfato y el reconocimiento de su forma. También, es preferible que conozca su exacto lugar dentro de la casa para que aprenda que se trata de un lugar en el que no debe jugar y sí obedecer.

Camufla la pastilla con comida

perro y pastilla

Si el perro no ha sido adiestrado previamente para reconocer su medicina, esconder la pastilla dentro de su alimento favorito puede ser la mejor opción y casi siempre la solución definitiva y mas cómoda. Escoge lo que más le gusta y trata de que el comprimido quede en el centro. Si es una píldora, no habrá problema con disimularla; en cambio, si se trata de una pastilla, su olor podría ser motivo de rechazo. En cualquier caso, se aconseja que lo alimentes dándole los primeros trozos sin ningún medicamento. Cuando note de qué se trata, tragará su comida de un solo bocado. De ser necesario, corta la pastilla en trozos más pequeños y ocúltalos como se tiene previsto para que no note nada raro. Pero si esto no es posible (por problemas de apetencia), lo que se debe hacer es introducir el comprimido directamente en su boca y cerrarlo con cierta fuerza pero sin llegar a hacerle daño para que termine de tragarlo.

Estas dos formas suelen ser las mejores para hacer que su mascota se tome su medicina, y tu ¿utilizas otro método para conseguir que tu mascota se tome las patillas? ¡Cuéntanoslo en los comentarios!

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *